Pisto para envasar

Este año he cultivado mis propias verduras, frutas y hortalizas en huerto.

En algún momento se me ha acumulado diferentes variedades, y como no lo podíamos comer todo, opté por cocinarlo y envasarlo en conserva para tener durante el invierno.

Una de las opciones ha sido cocinar pisto.

¿Te gusta el pisto? En casa nos encanta y me saca de apuros cuando no tenemos mucho tiempo para cocinar. Tener pisto envasado me alivia los días que me queda poco tiempo para cocinar, y tenerlo en conserva me facilita y me da diferentes opciones para combinarlo en algunos platos; calentarlo y comerlo con unos huevos, un poco de pasta y atún, para rellenar una masa de hojaldre o como base en una empanada, para empanadillas, para una arroz a la cubana o para usar en un guiso, y mil opciones más!

Es una receta de los que tendrían que ser básicos de tu fondo de despensa (así como si habláramos de un fondo de armario…). Como todas las recetas, puedes cambiar las cantidades de pimientos, cebolla y calabacín a tu gusto. Cuando termines de cocinarla envásalo o añade una cucharada de vinagre de manzana para aportarle un toque diferente.

Cuando hacemos conservas: Ten especial cuidado con la sal, casi no hace falta que le pongas, o si pones, ponle muy poquita, ya que al estar envasado se potencia su sabor. Una vez lleno el bote de cristal, cubre la superficie del pisto con aceite de oliva, como medio centímetro.

Pisto para envasar

Preparación

Cocción

Tiempo total

¿Te sobran verduras y no sabes qué hacer con ellas? No dejes que se estropeen, haz un pisto y envasa en porciones o congela. En el descongelado pueden soltar agua. Si haces en conserva y si esterilizas los botes adecuadamente, tendrás un rico fondo de despensa para usar cuando quieras.

Ingredientes (4 personas)

  • 200 g de pimiento rojo
  • 200 g de pimiento verde
  • 300 g de cebolla
  • 300 g de calabacín sin pelar
  • 80 g de aceite de oliva virgen extra
  • 400-450 g de tomate natural troceado
  • Sal
  • Pimienta (al gusto, yo le pongo muy poquita)

Elaboración

Vamos a trocear las verduras en dos partes para que queden todas cortadas por igual. Coloca siempre el calabacín en último lugar porque es la verdura que se ablanda antes, así que pon dentro del vaso la mitad de las verduras y trocéalas 4 segundos en velocidad 4, retira y haz lo mismo con la otra mitad. Junta todas las verduras en el vaso y vierte el aceite de oliva.

Una vez añadido el aceite, cocina durante 25-30 minutos, a 120ºC o Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Incorpora el tomate troceado, la sal y la pimienta al gusto – Ojo que los sabores luego se potencian con el envasado- y programa 20 minutos, Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara.

Ya está terminado el pisto.

¡Ahora queda envasarlo para conservarlo y tirar de él cuando vamos sin tiempo para cocinar!

Notas:

Si puedes, compra los botes de envasado de boca ancha, pues estos son más cómodos para rellenar y te facilitará algo de trabajo.

 

 

Deja un comentario